Arnau en la imprenta moderna

Muchos de los escritos médicos y alquímicos atribuidos a Arnau, auténticos o apócrifos, conocieron una gran difusión a través de la copia manuscrita durante los siglos XIV y XV, según testimonia el elevado número de ejemplares conservados en bibliotecas de toda Europa. Con la introducción de la imprenta, que marca la entrada en la edad moderna, no disminuyó la difusión del corpus arnaldiano sino que numerosas obras atribuidas a Arnau, genuinas o no, fueron impresas desde 1470 hasta 1800 por toda Europa, de Sevilla a Cracovia, de Londres a Salerno.

  • 8 ediciones generales desde 1504 hasta 1586 que recogen más de sesenta obras en total.
  • Gran número de escritos fueron impresos en ediciones particulares, antologías o volúmenes misceláneos médicos y alquímicos.
  • Se publicaron también versiones en alemán, inglés, castellano, francés, italiano y neerlandés.

¿Qué es lo que explica este éxito en el renacimiento, una época en la que la tendencia dominante era el retorno a los clásicos? Se explica por diversos factores: la figura de Arnau había llegado a ser poliédrica por su leyenda y por la variedad del vasto corpus de obras que se le atribuyen, de manera que las diversas corrientes de la medicina y la filosofía natural renacentistas encuentran aquello que interesa a cada cual. El primer período de auge se produce entre 1480 y 1520, correspondiente a la época en la que la imprenta se nutre en gran medida de materiales medievales. Pero en el caso de Arnau se aproximan no solo los sectores más conservadores anclados en el galenismo árabe-latino y vinculados sobretodo al establishment universitario, que valoran en especial su medicina práctica, sino también médicos y pensadores influidos por el neoplatonismo como Marsilio Ficino o Agrippa von Nettesheim, atraidos en particular por el sesgo esotérico y empírico de una parte del corpus arnaldiano. Por otro lado, la traducción a las lenguas vernáculas va ganando terreno, favorecida por la obra higiénica arnaldiana, que se abre paso entre los lectores interesados en la conservación de la salud.

En cambio, los índices inquisitoriales de libros prohibidos prohibían publicar el Arnau espiritual. Por lo tanto, solo en territorio protestante se pudo imprimir una obra teológica suya, la Interpretatio de visionibus in somniis, la única impresa en época moderna varias veces entre 1562 y 1672. Se somete la falsedad del clérigo a una incisiva crítica y se reivindica la reforma de la Iglesia. Por eso el teólogo luterano Matthias Flacius Illyricus la incluyó en su Catalogus testium veritatis, en el que buscaba precedentes de la Reforma a lo largo de los siglos, en especial los testimonios que perjudicaban la reputación del papado.

También en zona protestante sobre todo y durante la segunda mitad del siglo XVI se observa una fuerte revitalización del corpus alquímico pseudoarnaldiano. El retorno del nombre de Arnau se inscribe dentro de un movimiento con centro en las imprentas de Basiela que busca divulgar el corpus alquímico medieval, como un complemento a la difusión del paracelsismo, después de que el mismo Paracelso hubiese sido influido por el corpus atribuido a Arnau y por otras autoridades alquímicas medievales. No deja de ser irónico el hecho de que Arnau, defensor a ultranza de la introducción de Galeno en la universidad, sea reivindicado en el renacimiento por los empiristas, paracelsistas e iatroquímicos como un precedente en su lucha contra el galenismo imperante dentro de las universidades.

Weintraktat

Ilustración: Tractat von Bereytung der Weine, Estrasburgo 1512, adaptación alemana de Wilhelm von Hirnkofen del De vinis atribuido a Arnau. Esta versión fue un auténtico éxito editorial de la imprenta primitiva.

 

 

 

 

 

Campus d'excel·lència internacional U A B